Cuentos y Azúcar

¡NUNCA TE PIERDAS UNA RECETA!

estaciones

Recetas

ingredientes

Pastel de higos asados con miel y requesón de oveja

Pastel de higos asados con miel y requesón de oveja

Inaugura el otoño con este Pastel de higos asados con requesón y miel de oveja, se convertirá en tu pastel favorito de  temporada. Revivir el pasado y volver al campo, a las raíces para poder encontrar en nuestro hogar postres tan amables y familiares como este pastel que te presento y con el que podrás compartir con tus seres queridos momentos entrañables, seguro, que te llenará de felicidad.

Uno de los ingredientes que más me ha sorprendido, el requesón de oveja.

El queso de oveja es uno de los más apreciados por su intensidad, aroma y sabor. Se trata de un producto de gran versatilidad ya que se puede comer como aperitivo, postre o elaborado en recetas de pasta y salsa.

Además es una fuente de proteínas, indispensable para el correcto funcionamiento del organismo, así como para el desarrollo de nuestros músculos.

Por otra parte, nos aporta un alto contenido en calcio, necesario para el fortalecimiento del sistema óseo. También es importante la presencia de fósforo, que ayuda a la formación de huesos y dientes.

Y no quiero pasar por alto, el resto de los minerales como el magnesio o el zinc, que junto a los anteriores previenen problemas como la anemia o la osteoporosis.

La leche de oveja es menos pesada que la de vaca y, asimismo, en forma sólida lo es aún más, por lo que puede ser una buena alternativa a la de vaca para todos aquellos que tienen problemas digestivos al ingerir esta última leche.

 

 

Ánimo y espero que disfrutes del proceso de elaboración de este estupendo pastel de higos asados con requesón y miel de oveja tanto como de su degustación.

Ingredientes para la masa sable:

300 g de harina de repostería
150 g de mantequilla sin sal
80 g de azúcar moreno de caña
2 yemas de huevo talla M
1 Tsp de canela
1 pizca de sal
1 y 1/2 Tbsp de agua helada

Ingredientes para la crema pastelera:

1/2 l de leche
La piel de 1 limón
1 Tsp de vainilla de Bourbon
4 yemas de huevo
150 g de azúcar
45 g de maicena
4 hojas de gelatina
1/2 Tsp de canela

Decoración:

250 g Higos asados con miel
100 g Pistachos abrillantados con clara de huevo
Requesón
Azúcar glas

Elaboración para la pasta sable:

Ablanda la mantequilla para poder trabajarla mejor e introdúcela en el recipiente del robot de cocina tipo Kitchenaid y añade la harina, para ello utiliza pala, pero también puedes trabajar esta parte con las manos hasta conseguir una textura arenosa.

Incorpora el azúcar moreno de caña, la canela, la sal y las yemas de huevos, la textura continuará siendo arenosa. Añade el agua helada y continúa mezclando hasta que esta se absorba completamente. La masa pasará a ser compacta y algo quebradiza.

Estira la masa dentro de un film transparente plegado y esta entre medias, coloca unas tablillas medidoras a los laterales con un grosor 5 mm y estira la masa con un rodillo tipo Joseph and Joseph ; abres el film por una cara y la volteas a modo de tortilla sobre un molde rectangular, el que yo he utilizado es el de Kitche Craft Master Class – molde rectangular antiadherente ondulado con una medida de 36 x 13 cm previamente impregnado con mantequilla, es importante el ancho de la masa, sea más ancho que nuestro molde; moldea y recorta, como tiene textura arenosa, puedes ayudarte de mantequilla para que sea más fácil su modelado, forras con film e introduces en el frigorífico durante 1 hora.

Horneando la base de la tarta:

Precalienta el horno a 175º C con calor arriba y abajo unos 20 minutos antes de hornear la masa.

Saca el molde junto con la masa del frío.

Cubre la masa con papel de hornear dándole la forma del molde y vuelca encima, en mi caso, bolitas de cerámica reutilizables de cerámica natural o legumbres (de este modo evitarás que la masa se hinche). Introduce en el horno a media altura durante 20 minutos aproximadamente y para que no se te tueste mucho por arriba cubre con papel de horno.

Transcurrido este tiempo saca la base de la tarta del horno, retira las bolitas o legumbres y el papel, pincela con clara de huevo la base de la tarta y vuelve a introducirla durante 10 minutos más, siempre con la parte de arriba cubierta para que adquiera sólo un bonito color dorado sin llegar a tostarse.

Es importante que pinceles con la clara de huevo, tras retirar el peso, para que en la masa forme una película antihumedad y evite que por el relleno pase a la masa y la reblandezca.

Cuando estés segura de la finalización del horneado, saca y deja enfriar completamente dentro del molde.

Modo de realizar el relleno:

Llena un bol de agua muy fría e introduce las hojas de gelatina dentro para que vayan hidratándose.

Lleva a ebullición 1/2 litro de leche con la piel de un limón y la vainilla de Bourbon. Trabaja con unas varillas eléctricas tipo Kitchenaid5KHM511OEWH  las 4 yemas de huevo con los 150 g de azúcar hasta obtener una crema espumosa. Añadir 45 g de maizena (previamente desleída en un poquito de leche) y vierte en hilo la leche colada. Cocer a fuego medio removiendo con unas varillas metálicas hasta que la crema espese.

Verter en un bol y dejar enfriar.

Mi truco:

Si se te formasen grumos, pasa la crema por un colador o tritúrala con la batidora eléctrica manual (la que yo utilizo es una SMEG HBF02CREU con espíritu retro y muy práctica) . Para evitar que, al enfriarse, se forme una película sobre la superficie, pasa por encima un trocito de mantequilla o cúbrela (aún caliente) con un film transparente, de forma que éste toque directamente la superficie

Retira del calor y, sin dejar de remover, añade las hojas de gelatina hidratadas (recuerda que según la marca que escojas de gelatina, tendrás que hacerlo de la forma indicada en las instrucciones y añadir más o menos hojas). Mezcla muy bien hasta homogeneizar por completo, deja reposar la mezcla unos de 20 minutos aproximadamente. Muy importante espera a que comience a cuajar ligeramente para evitar que no humedezca la base de la tarta, es preferible que se cuaje un poco y le des un golpe con la batidora y la varilla a que esté líquida.

Vierte sobre la base e introduce en el frigorífico. Deja que solidifique por completo.

Antes de realizar todo el montaje del pastel, pon a escurrir el requesón pues contiene mucha agua y te quedaría la superficie de la tarta con suero del mismo, por lo que o bien colocas el requesón en un colador o en papel secante que deberás cambiar a menudo.

Elaboración de los higos asados:

Precalienta el horno a 175º C con calor superior e inferior. Forra una bandeja con papel de horno y reserva.

Lava y seca los higos. Córtalos cada uno de ellos en cuartos o mitad de cuarto en función de lo grandes que sean estos y los colocas en la bandeja reservada anteriormente.

Rocía generosamente con miel e introduce en el horno durante 6/7 minutos.

** No superes este tiempo de cocción, de lo contrario quedarán blandos en lugar de tersos.

Sácalos del horno y mientras se enfrían, rellena la tarta por encima de la crema pastelera con el requesón que previamente lo habrás y

Dispón el requesón desmigado sobre la superficie y coloca los higos.

Espolvora con los pistachos troceados previamente impregnados con clara de huevo e introducidos en el horno unos 5 minutos a 175º C (sólo que se seque la clara, pero que no se tuesten) y rociamos con miel.

Finalmente espolvoreamos con un poco de azúcar glas.

Un pastel con un aire rústico y sabor entrañable.

 

 

¡A disfrutar!

 

Compártelo:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cuatro =

EnglishFrançaisEspañol