Cuentos y Azúcar

¡NUNCA TE PIERDAS UNA RECETA!

estaciones

Recetas

ingredientes

Pastel de naranja con flor de azahar e higos frescos

Pastel de naranja con flor de azahar e higos frescos

Cuando la recompensa real llega en forma de pastel de naranja con flor de azahar e higos frescos, todo se hace con más ganas. Si no preguntádnoslo a mis hijos y a mí que estamos absolutamente enamorados de nuestro pequeño jardín y nuestro gran amor por la horticultura urbana desde el 2018, desde entonces no hemos hecho sino innovar en el aprovechamiento de nuestra propia cosecha en la cocina.

Por lo que otra fotografía es posible y si es con ingredientes que importan y aportan mejor. De nuevo una repostería que se llena de valores y piensa en clave Bio, bajando el ritmo, slow y sostenible porque nos sentimos responsables del presente y el futuro de nuestro planeta. Pero como siempre, os traemos recetitas alegres, positivas y cercanas, que te arrancan una sonrisa y contagia el buen humor.

Este pastel de naranja con flor de azahar e higos frescos, es cien por cien Cuentos y Azúcar; receta con la que podrás disfrutar y celebrar la Nueva Temporada que comienza en septiembre y con ella, llegan a tu recetario todos los «hits» y mi gran flechazo son los higos frescos.

El icónico Higo

Entra en el fantástico, ultracolorista y beneficioso universo del higo, la fruta de los filósofos.

 

Hay datos históricos que sitúan a la higuera en Arabia, aunque los cultivos masivos se concentran en Asia. Registros históricos hablan de esta fruta dulce en el antiguo Egipto y en la antigua Grecia, ya Platón la denominaba «la fruta de los filósofos» y su entrada en Península Ibérica fue a través de los Fenicios.

Qué beneficios nos aporta:

El componente principal del higo es el agua.

Aporte de energía natural, es un magnífico reconstituyente; su consumo es muy recomendable para personas que realicen deporte habitualmente, además nos aporta sales minerales que perdemos en el ejercicio deportivo.

Aunque el contenido proteico no es alto, presenta todos los aminoácidos esenciales.

Aun siendo una fruta rica en hidratos de carbono y azúcares posee gran cantidad de fibra por lo que produce una importante sensación de saciedad y además favorece el tránsito intestinal.

También es una fruta que contiene diferentes minerales como el calcio, el fósforo y el magnesio, es destacable la presencia del potasio.

Gracias al aporte de calcio, es maravilloso para nuestros huesos por lo que mejora la densidad de los mismos.

Ayuda a nuestro corazón, controlando la hipertensión gracias a los oligoelementos (fibra, potasio y magnesio).

Tiene un gran poder antioxidante, aportado provitamina A o betacarotenos, que se transforma en el organismo en vitamina A.

Ingredientes para el pastel:

3 huevos M (si pueden ser blancos mejor, tienen más clara)
50 ml de agua de azahar
La ralladura de tres naranjas
1 pizca de sal
95 g de azúcar
90 g de harina de trigo
30 ml de aceite vegetal
30 ml de leche a temperatura ambiente

Decoración del pastel:

Chantilly aérea
Pistachos pelados
Higos frescos cortados

Elaboración para el pastel:

Precalienta el horno a 170º C

Forra un molde desmoldable  con papel de horno, pon primero el círculo de abajo y posteriormente los laterales, si ves que no se te fija pon un poquito de mantequilla.

Separa las claras de las yemas en diferentes bowls.

Añade a las tres yemas la pizca de sal, el agua de azahar y la ralladura de naranja. Rompe las yemas con unas varillas manuales metálicas y comienza a batir hasta que estén los ingredientes bien integrados, reserva.

Seguidamente, bate las tres claras con unas varillas eléctricas, yo utilizo la Kitchenaid5KHM511OEWH ; gira con tu mano el aparato al contrario de las agujas del reloj; cuando veas que ya clarean y comienza a salir espuma añade 1/3 del azúcar de los 95 g, continua batiendo a velocidad media 30 segundos más y añade el segundo 1/3 del azúcar. Observarás que las claras han subido un poquito más y que ya casi no queda espuma, continua batiendo. Una vez estén totalmente integradas y brillantes añade el último 1/3 de azúcar, continua batiendo hasta que el merengue esté brillante, flexible y que no se caiga, pero es muy importante que no esté duro; es decir que cuando extraigas las varillas del merengue, este se alargue y veas que tiembla en la punta del merengue.

Agrega al merengue el mix de las yemas completamente y comienza a batir con las varillas eléctricas, primero sin accionar estas, sólo integrándolas (es para batir lo justo), una vez integradas activa la velocidad y comienza a batir,  mezclando bien las yemas con el merengue. Cuando extraigas las varillas verás que el merengue prácticamente no ha cambiado su forma, ya no se estira, pero se mantiene subidito.

Añade la harina de trigo tamizándola, (no uses levadura, no vas a necesitarla) y con una lengua de gato de silicona remueve de abajo hacia arriba para ir integrando la harina, pero sin bajar la mezcla. Al elevar la pala hacia arriba, sacude de izquierda a derecha suavemente para que se abra y se esparza la harina y con movimientos envolventes continua mezclando hasta que ya no veas la harina.

En un bowl añade el aceite junto con la leche e incorpora parte de la masa del pastel, mezcla con la lengua de gato hasta integrar todo y posteriormente vuelca esta mezcla a la del pastel. Mezclar todo de forma envolvente de abajo hacia arriba y una vez esté lista, incorpórala al molde, previamente forrado con papel de horno.

Para eliminar las burbujas, yo utilizo un palillo de brocheta, lo introduzco en la masa hasta el fondo del molde y desde el centro de este muevo en forma de espiral hasta el borde.

Finalizado este paso, coge con ambas manos el molde y de arriba hacia abajo, golpea tres veces en la superficie de trabajo, para eliminar el resto de burbujas que puedan quedar.

Introdúcelo el molde junto con la masa en el horno, previamente precalentado a 170º C  durante 30 minutos aproximadamente.

Antes de sacarlo muévelo dentro del horno o introduce un palillo de brocheta grande y si sale limpio, tu pastel estará listo. Una vez fuera del horno y antes del enfriado, vuelve a sacudir el pastel por tres veces, en este momento ya puedes extraer el pastel del molde y posarlo sobre la rejilla de enfriado. Posteriormente y de forma suave retira el papel del horno.

Decoración:

Para decorarlo con el chantilly aérea, este pastel de naranja con flor de azahar e higos frescos debe estar frío. Una vez cubierto el mismo con chantilly, añade los higos previamente cortados y por último los pistachos.

¡A disfrutar!

 

 

 

Compártelo:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − diez =

EnglishFrançaisEspañol