Cuentos y Azúcar

¡NUNCA TE PIERDAS UNA RECETA!

estaciones

Recetas

ingredientes

Rosquillas de limón y naranja

Rosquillas de limón y naranja

El sabor que mejor recuerdo de mi niñez es el de las rosquillas de limón y naranja que preparaba mi abuela y que hoy en día las replicamos mi madre y yo. Recuerdo los días en los que se hacían rosquillas en casa, el olor, mi abuela moviéndose de un lado para otro y yo comiéndomelas según salían de la sartén, no podía evitarlo.

 

Y os digo lo de siempre, que apuesto por  la repostería tradicional, me resulta entrañable y siempre puedes sorprender con su sabor.

Ingredientes para realizar rosquillas de limón y naranja:

1 huevo ( por cada huevo debes poner el doble de todos los ingredientes)
4 cucharadas de aceite de oliva o girasol (aunque te pueden salir menos sabrosas)
4 cucharadas de leche fría
1 chorrito de anís ( 2 o 3 cucharadas)
4 cucharadas de azúcar
1/2 sobre de levadura o una cucharada de bicarbonato
La ralladura de un limón
La ralladura de una naranja no muy grande
1 cucharada de zumo de naranja
1/2 Kg de harina de trigo
Aceite de oliva para freír las rosquillas, al menos debe cubrir la mitad de la masa de la rosquilla
Azúcar para rebozarlas una vez fritas

Elaboración:

En un bol, echa el huevo y bátelo , después añade el aceite, la leche fría y el anís, también añade la ralladura del limón y la naranja, más el zumo de la misma. Bate todo, añade el azúcar y vuelve a batir.

Cuando esté todo bien mezclado, añade la harina con la levadura incorporada y pasada por un tamizador poco a poco, puedes moverlo con una cuchara de madera o con el utensilio que te venga mejor. Cuando veas que está todo bien mezclado, sin grumos, vuelvas la masa sobre la superficie de trabajo, previamente enharinada, amasa y ve añadiendo poco a poco la harina sobre ella hasta que ya no se pegue ni en las manos, ni en la superficie de trabajo (debe quedarte blanda).
Déjala reposar un poco. Mientras tanto se pone el aceite (bien aceite de oliva, bien girasol) a calentar en una sartén, debes calentar el aceite a fuego medio.

Estira la masa con con un rodillo, deja un grosor de 1/2 cm aproximadamente y con un vaso pequeño de los de nocilla por ejemplo, se corta la masa y con un vasito más pequeño se corta el centro, de manera que ya tengas la forma de la rosquilla.

Yo con los centros que sobra, estiro la masa, dándole una forma alargada en forma colín pequeño o pico, darle un cortecito en el centro (un poquito), y también se lleva a freír.

Una vez fritas, rebózalas en azúcar, previamente extentida en una superficie (por ejemplo un plato).

¡A disfrutar!

 

Compártelo:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 1 =

EnglishFrançaisEspañol